Conectarse

Recuperar mi contraseña





La estación del año va aquí ^^ Por ahora estamos en invierno del 2013, abrígate bien :3
Últimos temas
» The Fairy Tale Land RPG [Afiliacion Elite]
Mar Abr 09, 2013 7:42 am por Invitado

» Twilight Generation (NORMAL)
Lun Abr 08, 2013 5:51 am por Invitado

» Demented Place [Élite]
Sáb Abr 06, 2013 3:55 am por Invitado

» Ayuda a un pobre ciego y te regalo un chocolate[Libre]
Jue Mar 28, 2013 3:04 pm por Paris Di Benedetto

» Muestrame como eres [Cedric]
Jue Mar 28, 2013 11:17 am por Elise Blackwood

» Corre, corre!!!....(elise)
Miér Mar 27, 2013 10:29 am por Elise Blackwood

» Una tarde para nosotros [Astaroth]
Miér Mar 27, 2013 6:29 am por Astaroth Saxe

» Coffe break? [Cedric]
Mar Mar 26, 2013 3:03 pm por Cedric Di Giovanni

» Tu aqui...{Alexander}
Mar Mar 26, 2013 9:05 am por Zoe A. Cinna





Aquí va el Staff ^^ Dudas, quejas y sugerencias a St. Edward o Derek Saxe




--- Foros Hermanos ---


--- Foros Elite ---
Never After COB Mauna Loa: Academia Militar


¡Pudimos haber muerto!

Ir abajo

¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Cedric Di Giovanni el Jue Ene 24, 2013 6:17 pm

Estaba oscuro, pero no era la misma oscuridad de siempre, era diferente, más bien, me pareció que estaba iluminado en algún sitio no lejano, quizás debía seguir algún camino, las sombras se relamían a las paredes de un color extrañamente anaranjado, no estaba seguro, sólo no era esa oscuridad total; miré atrás sobre mi hombro porque me había parecido escuchar la voz de mi madre diciéndome que volviera y me planteé la idea por un minuto pero luego me giré y caminé hacia delante a pesar de la insistencia a mis espaldas, daba lo mismo, de todas manera nunca hacía lo que Genevieve decía, y aquello que estaba delante de mí de alguna manera llamaba más mi atención, como si me atrajera. Mientras más avanzaba por el pasillo —porque era un pasillo de basta roca—la luz se intensificaba y me mostró una sala iluminada por antorchas que lamían el viento en un silencio sepulcral.

Había mas personas en el lugar, no estaba solo pero ellos no parecían notar mi presencia, estaban reunidos en círculo, me parecieron siete personas, o seres, no lo sé, llevaban largas túnicas rojo oscuro, de terciopelo y sus cabezas estaban cubiertas con una capucha larga que cubría sus rostros, en la parte trasera de sus vestimentas extrañas estaba un símbolo que reconocí inmediatamente porque yo mismo lo tenía impreso en mi piel. Me acerqué un par de pasos más sin hacer ruido pero antes de que pudiera hacer cualquier otra cosa la imagen se rompió en mil pedazos y lo únicos que vi fueron los recuerdos de mi última noche…

Vi como todo daba vueltas delante de mí, los vidrios saltaban por todos lados, intenté tomar la mano de Louis pero sus dedos apenas rozaron los míos y las luces estaban cegándome, brillaban con demasiada intensidad, de amarillo a blanco y después a negro…


Abrí los ojos de golpe… había sido una pesadilla, pero todo seguía tan oscuro como en mi sueño, incluso más, no entendía porque, era una penumbra aterradora, antinatural. Intenté moverme pero apenas lo hice un estremecimiento de dolor recorrió mi cuerpo y mientras más pasaban los segundos mi corazón empezaba a tomar un ritmo cardiaco acelerado ¿Por qué no podía ver si mis ojos estaban abiertos? El miedo me embargó. ¿Dónde demonios estaba? Escuchaba ruidos por doquier, voces que no lograba reconocer, pero no sabía dónde me encontraba, estaba perdido. Me armé de valor y me incorporé sintiendo nuevamente que el dolor me traspasaba pero no me importaba, no cuando había otras cosas más importantes en las que pensar. Sentí la aguja sobre mi mano izquierda cuando la levanté para tocar mi cuello dónde había algo que me estaba incomodando; arranqué el catéter apretando los dientes, sintiendo como si me pincharan el corazón.

El accidente había sido real.

— ¡Louis! —Grité porque fue lo primero que vino a mi mente después— ¡Quiero saber dónde está Louis!

Alguien me empujó de regreso a la cama mientras yo trataba de quitarlo pero no podía era más fuerte que yo, tomé su brazo y lo golpeé como pude.

— ¡Suéltenme! —bramé y exigí a voz en cuello— ¡Aléjense de mí! ¡¿Y qué sucede, por qué no puedo ver nada?!

Alguien me decía que me calmara, que todo estaba bien, que mi amigo estaba bien y me amenazó diciéndome que si no me calmaba me haría dormir de nuevo. Con la respiración agitada caí sobre mi espalda en la cama y apreté mis puños con fuerza sobre la sábana… nuevas voces llegaron a mi cabeza, voces que conocía y que empezaron a traerme a la realidad del presente, no había un Louis, yo… todo eso había pasado ya, hacía años… esta vez… se había repetido la historia… pero no dejaba de sentirme aterrado.

—Nat—musité en un susurro ausente—Nat…

Sólo esa palabra una y otra vez, mi amigo… mi nuevo mejor amigo, no podía perderlo, por favor no.

_________________


Spoiler:
avatar
Cedric Di Giovanni

Brujo

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Natlian McGowan el Jue Ene 24, 2013 7:19 pm

Sentía voces a lo lejos, poco a poco se fueron acercando a mi. Mis parpados sumidos en una profunda oscuridad fueron poco a poco alcanzando la luz del día. Uno a uno mis ojos se abrieron divisando a mi alrededor paredes completamente teñidas de blanco a mi lado habían camas vacías con sabanas color cielo.

Mis ojos estaban húmedos, mi cara pegajosa. Había estado llorando en sueños al parecer, sentía pena, mi corazón tenia una enerote tristeza que en ese momento no podía recordad que era el causante de dicha desdicha que me estaba invadiendo, después de un rato comencé a recordar todo lo que había pasado antes de que me durmiera. Aun que claramente no sabía hace cuanto había pasado. No tenía noción del tiempo que había transcurrido desde entonces hasta ahora.

Nos habíamos volteado en el automóvil en el que viajábamos de regreso al internado. Había sido un duro golpe. Vera y alelí…no sabia nada de ellas…¿Cómo terminaron? Me pregunte. No sabía si estaban vivas, muertas, heridas. Después recordar eso el motivo por el cual en realidad estaba triste vino a mi cabeza y los bellos de mis brazos se erizaron de forma que parecía puercoespín….”Ced” pensé en mi amigo…. El, las mujeres habían dicho que estaba muerto. Yo lo había visto, el no reaccionaba …yo le había tomado su mano..y no me había protestado. Una lágrima corrió por mi rostro. ¿Por qué Ced?….¿por que no yo? Tal vez en alguna vida pasada fui alguien muy malo y en esta me estaban castigando desde arriba, perdía a cualquiera que fuera importante para mí

En ese instante oí como una mujer me saludaba. –Buenos días Señor McGowan—dijo ella sin obtener respuestas de mi parte. Yo me encontraba sumido en mis pensamientos en ese momento. No podía hacer otra cosa que pensar en mi amigo…mi mejor amigo. Ced ya no era como cualquier otro aparecido, se había vuelto parte de mi, parte de mi familia

“—Vamos a ser compañeros el resto del año o hasta que haga que me expulsen… y tu actitud de verdad me aburre, no me gusta. ¿Tienes algo en mi contra o algo así?---

--Claro que hablo. Solo que no siempre. Alguien me tiene que interesar para dirigirle la palabra. O debo creer al menos que no esta molesto--.

--¡¡Ced!!… . tenemos que volver… necesitamos hablar claramente de esto. No se que tienes en contra de la magia… pero yo no tengo nada que ver en eso… tenemos que arreglar esto. Tienes que entrar. Te vas a enfermar.—

— ¡Lárgate de aquí, McGowan! Yo no tengo nada que hablar contigo... a menos que quieras otra demostración de magia...--”

Recuerdos de nuestra primera charla y primera pelea vinieron a mi en forma de flash back mientras las silenciosas lagrimas no dejaban de mojar mis mejillas. no podía creer que se hubiera ido, no lo aceptaba y no lo podía soportar. Sentía como si me hubieran arrancado algo desde el fondo de mi alma .

Fue entonces cuando bruscamente fui sacado de mis pensamientos, la voz de la enfermera había irrumpido en mis oídos. –Joven McGowan es hora del cambio de vendaje—dijo ella y yo la mire extrañado para luego darme cuenta de que tenia una mano enyesada. Me la había fracturado, ahora lo recordaba. La mujer hizo su trabajo y mientras lo hacia pregunto .—A que se deben esas lagrimas—

Al hecho de que sigo con vida… de verdad eran por eso, por que había muerto el y no yo…el tenia mucho mas para dar a este mundo de lo que un futuro fracasado como yo podía ofrecer, el era la persona mas admirable que conocía y yo solo era….bueno….basura .

--Eres muy joven para desear estar muerto…aun hay mucho que puedes hacer en esta vida—
No quiero nada si no esta el dije molesto mientras mis ojos se llenaban de lagrimas nuevamente.

--¿Te refieres a tu padre?—pregunto ella sin entender mucho a que me refería . negué con la cabeza. —hablo de mi mejor amigo-- rompí en llanto que forcé a calmar , no quería parecer un niño, pero para mi era inevitable en ese momento.

--Entiendo…tu eres uno de los cuatro chicos que tuvieron el accidente automovilístico hace una noche—Yo asentí con la cabeza, la mujer sonrío…¿Por qué sonreía? ¿Es que acaso le alegraba de lo que me estaba pasando?.—Necesito que te hagas aseo personal—dijo cambiando bruscamente el tema.—Pero como veras el baño de esta habitación se encuentra actualmente en reparaciones. no nos queda otra que llevarte al de otra habitación--

La mujer tomo una silla de ruedas que había en la habitación y me ayudo a sentarme en ella. No hable de nada mas, me dolía demasiado segur tocando el tema, solo espere que me llevara al baño de esa habitación a la que nos dirigíamos
avatar
Natlian McGowan

Brujo

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Alelì Saxe el Vie Ene 25, 2013 6:13 am

Agua. Alguien me había empujado a propósito a la piscina del castillo. No llegué a ver quién fue el ejecutor de aquello, fue hace tantos años atrás que en realidad no recuerdo los pormenores de aquel incidente. Lo único que si recuerdo claramente, lo único que me hace temblar es el sentimiento de tener el agua al cuello, que tus pies y manos no logren sincronizarse adecuadamente provocando que solo te hundas más en el agua, la misma que pasaba por mi garganta en grandes cantidades y la cual me impedía gritar. Luché por mi vida en aquel entonces pero… ¿Qué había sucedido? Todo estaba oscuro después. Nunca había logrado recordar el momento en que fui salvada…Solo abrí mis ojos y me encontré a los de él mirándome con preocupación.

Su cabello rojo goteaba en mi rostro mientras que sus manos se presionaban en mi pecho una y otra vez. Cuando desperté del lóbrego y austero sueño en el que me había sumido. Astaroth estuvo allí para abrazarme y decirme que todo estaría bien. No recuerdo haber caminado hacia un túnel, ni tampoco una conversación con algún ángel implorando que me diera fuerzas para nadar y salir de la trampa acuática.
Tampoco vi a un ser encapuchado con guadaña ni ningún otro ser enigmático que se haya querido llevar mi vida pero, ese día se que la muerte estuvo muy cerca de mí. Sentí el miedo en mi carne y su respiración en mi nuca jadeando y esperando por mi alma al otro lado de la piscina. No lo vi, pero sé que estuvo allí.

Nunca imagine que volvería a pasar por una situación similar. Siempre me cuidé — Y me cuidaron — incansablemente. Nunca fui descuidada con mi seguridad. En realidad nunca tuve la oportunidad de hacer algo de lo que me fuera a arrepentir después. Siempre acate ordenes, siempre estuve al pie de lo que me decían ¿Era esto un castigo por haber desobedecido?

Aún recordaba como el auto daba vueltas y las sensaciones que mi cuerpo experimentó cada milisegundo que pasaba. Pero, lo que mejor recuerdo es esa mujer vestida de blanco en el medio de la calle ¿En realidad era un fantasma? Había muchas preguntas en mi cabeza y solo una respuesta clara.

“Cuando nacemos, lo única cosa que tenemos segura es la muerte”

Derek me lo había dicho miles de veces, pero nunca pensé que lo experimentaría otra vez ¿Te he ganado una vez más? ¿Seguirás asechándome? Sonreí, darme cuenta que estaba divagando era divertido. No había dormido nada, solo unos minutos por un medicamento que me habían colocado para relajarme pero desperté muy pronto y aún estaba en la ambulancia. Estuve atenta cuando cosieron mis heridas y también cuando revisaron mi cuerpo en búsqueda de fracturas u otros traumatismos que pudieran agravar mi situación. Para mi suerte escuche decir al doctor que nuestro ángel de la guarda de seguro estaba cansado pues habíamos resultado casi ilesos al terrible accidente. Todos estábamos vivos y sin demasiados daños. No habían pasado demasiadas horas desde que todo había ocurrido. La habitación donde estaba, era una compartida, estaba bastante iluminada y extremadamente limpia, al punto que podía verme en el reluciente piso blanco de cerámica. Había varias camas a los lados bien acomodadas y el olor era extraño, no desagradable pero si extraño. La mayoría de las camas estaban vacías. Escuche el “tic-tac” del reloj y mis nervios aumentaban segundo a segundo. Ya habían llamado a mis hermanos. En cualquier momento entrarían por esa puerta, y de seguro no estarían nada felices.

Yo, solo quería verlos y abrazarlos a ambos...Especialmente a Ast. Necesitaba pedirle perdón por mi actitud. Necesitaba tocarlo y saber que pelear no fue la última cosa que hicimos juntos. Pensar en que pude haber muerto esta noche y que lo último que le había dicho había sido era algo fuera de lugar me hizo sentir terrible. No quería morir y dejarlo solo. El cuerpo me dolía y mis ojos se cerraban pero solo quería verlos. No importaba nada más. Llevé mis manos a mi rostro y volví a llorar, lo estaba haciendo cada vez más seguido. Me sentía sola, con miedo y un frio atronador…Quería sentirme en casa y solo lo lograba con mis hermanos y con Aidan…

—Disculpe — Le dije a la enfermera que me estaba atendiendo —¿No han llegado familiares? — La mujer con rostro duro en inflexible me miró y negó con la cabeza.
—Se te dijo que durmieras ¿Por qué no lo has hecho? Debes descansar. Cuando sus familiares lleguen, entraran aquí. No te preocupes. No van a dejarlos solos — Rio y termino de colocar el medicamento en mi brazo.

Sueño…Otra vez ese sueño ¿Por qué me obligaban a dormir? Yo no quiero dormir…quiero esperar a mis…hermanos…

Comencé a ver todo borroso y luego…otra vez oscuridad.


_________________
avatar
Alelì Saxe

Humana

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Vera Moon el Vie Ene 25, 2013 8:27 am

Ahí estaba con mi padre y mi madre, la atmosfera como siempre era tan calmada, estaba contenta, pero no era mi imagen de niña, era mi imagen actual, y me parecia a mi madre, pero de repente mi padre se desvanecia, y la imagen de mi madre comensaba a alejarse cada ves - no me dejen!, porfavor vuelvan!-grite casi en suplica, ahora el ecenario era diferente, era taxi echo añicos y los cuerpos de mis compañeros sin reaccionar, yo no podia moverme, no habia nadie, solo humo y oscuridad, mi respiracion se delibitaba cada ves, me costaba trabajo respirar, senti que mis pulmones estallarian, habia sucedido, el ataque...

-Ayuda!logre decir, pero ya no estaba en ese ecenario, ahora estaba en otra cuarto y podia respirar, solo me sentia algo agitada,mire algo desubicada por todo el cuarto,al parecer estaba en un hospital, lo deducia por la enfermera que tenia una cara de espantada, ella movia sus labios pero no la escuchaba, solo escuchaba un ligero zumbido, estaba aturdida, sacudi un poco la cabeza -señorita, porfavor tranquilicece, esta en un hospital, tuvo un accidente, pero todo esta bien-logre escuchar ala enfermera, "accidente?", claro, el taxi,"todo bien?", claro, como dice que todo esta bien, si estoy mirando mi pie izquierdo enyesado, pero vera pudo ser peor..-mis compañeros..-mencione con un poco de temor-ellos estan bien verdad?-pregunte algo temerosa-si, se encuentran estables, no te preocupes,tienes trastorno de panico señorita, cuando la ambulancia los recojio, anoto eso, usted estaba conciente, pero parecia un poco entrence-dijo la enfermera mientras aplicaba algo en el suero, yo solo asentia a todo lo que decia, si era verdad, aveces tenia ese tipo de ataques.

-Señorita, disculpe cuanto tiempo estare con el yeso? y se le aviso a mis familiares?-familiares?,solo tenia a una, mi tia.-aproximadamente de 20 a 30 días, y si ya se le aviso a su tutora y a a su escuela por supuesto-diablos, tantos días con yeso, bueno nimodo, la escuela?!, creo que estaremos encerrados por un muy buen tiempo, al parecer tambien solo tenia algunos raspones, pero seguia repitienmdome que "pudo haber sido peor".

_________________
avatar
Vera Moon

Brujo

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 09/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Natlian McGowan el Vie Ene 25, 2013 2:43 pm

La puerta de la habitación sonó cerrándose tras mi espalda mientras la enfermera empujaba mi silla de ruedas provocando que nos alejáramos lentamente de la habitación en la que yo estaba internado, Mi mirada no se despegaba del suelo observando el blanco y brillante cerámico del que estaba echo.

Deberías cambiar ese rostro de una vez, solo estas haciendo un gran drama y a tu amigo no le gustaría verte así

Da igual…el no puede ver mencioné desanimado y seniti el silencio de la enfermera mientras la silla de ruedas seguía avanzando. Pronto nos detuvimos fuera de una habitación. La enfermera abrió la puerta y lentamente comenzó a entrar en la habitación, muchas personas habían en esta.

De pronto la enfermera dejo de avanzar. Fue entonces cuando levante mi cabeza mirando a la enfermera .

que es lo que pasa, por que se detie… fue ahí cuando lo vi. Entre todo ese montón de personas , en una de las camillas estaba Ced sentado. Sentí el palpitar de mi corazón acelerarse de sobre manera. Intente gritar su nombre pero no pude , me atragante con la saliva, me sentía desesperado, emocionado, melancólico, feliz, un remolino interminable de emociones invadió mi corazón cuando lo vi. Estaba vivo… ¿Cómo era posible que estuviera vivo?, eso no importaba, lo importante era que Cedric estaba vivo.. se veía mas tranquilo de lo normal, parecía ido , pero respiraba y estaba consiente o al menos eso parecía.

Te lo dije, hacías un drama demasiado pronto sin tener todos los detalles de lo que en realidad estaba pasando..si no te dije nada fue para darte una lección, jamás te adelantes a los hechos , mantén siempre la esperanza hasta que lo peor este confirmado a un 100%

Asenti con la cabeza y con dificultad me levante de la silla, mis piernas seguían fuertes, solo tenia un par de raspones, y mi brazo era lo que en realidad estaba herido. Camine despacio hacia el y al llegar a su lado toque su cabeza con mi mano intentando contener mis lagrimas, los ojos se me habían inundado nuevamente, pero esta vez era diferente, era felicidad. Rápidamente me senté junto a el y con mi brazo bueno lo rodee en un abrazo apegándolo a mi pecho, no me importaba que me vieran los demás pacientes, solo quería estar con el. Sentirlo,

Te odio… mencioné mientras las lagrimas comenzaban a salir descontroladamente y comenzaba a hablar entre sollozos Te odio por asustarme de esta manera, como iba a vivir sin ti , como iba a aguantar perderte dije sin dejar de abrazarlo, ¿Sabe lo mal que lo pase?... te quiero demasiado , tienes que prometerme que no volverás a asustarme así

A pesar de que lloraba estaba muy contento , no quería separarme de el por un buen rato, mi amigo estaba ahí, podía sentir mi corazón latir aceleradamente contra su pecho, mi cuerpo temblaba , en realidad no sabia por que … pero supongo que era un acto reflejo del nerviosismo que tenia en ese momento.
avatar
Natlian McGowan

Brujo

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Cedric Di Giovanni el Sáb Ene 26, 2013 8:46 am

Sentía que mi cuerpo estaba temblando ligeramente, no por el frío (que claramente hacía), ni tampoco el miedo, era mas bien una sensación de ansiedad; mi cabeza era un mar de imágenes que venían del primer accidente, al mismo tiempo sentía que las voces y gritos de Louis, Nat, Alelí y Vera hacían eco en momentos y en otros era como si las estuviera escuchando ahí mismo, de pronto era como si aún estuviera en el auto dando vueltas o atrapado entre el metal, escuchando voces, ruidos, sintiendo dolor, sin poder moverme… olvidé el momento en el que había quedado inconsciente, era difícil saber si las cosas eran reales o mi cabeza las estaba inventando por mi. No obstante, ahora todo era real, ya no era un sueño o una pesadilla, el olor intenso del hospital, los sonidos y los enfermeros hablando usando sus términos entre ellos.

Unas atentas manos iban y venían posándose en diferentes partes de mi cuerpo, me vendó la mano derecha y colocó el catéter en la izquierda, creo que me estaba regañando por mi atrevimiento; luego revisó mis brazos, mi cabeza, mis ojos, que molesta persona. Aún así quería preguntarle por mis amigos pero al mismo tiempo tenía miedo de hacerlo, además no podía confiar en ellos porque si algo malo hubiera pasado de todas maneras no me lo dirían.

—Tal vez sufrió una conmoción cerebral por el golpe—escuché que una voz femenina decía, aunque la escuchaba ligeramente lejana por eso no sabía si se referían a mí—no ha respondido a ninguna de mis preguntas, sus ojos no reaccionan a los estímulos… sólo se queda allí.

—Prográmalo para hacerle unos estudios. —Respondió otra voz, la de un hombre—Ya se ha avisado al director del colegio, y él se encargará de avisar a los familiares.

Y siguieron diciendo más cosas entre ellos de las cuales me perdí otra vez por completo en mis pensamientos. De un momento a otro, entre todas esas voces distantes reconocí una, el corazón me dio un vuelco de emoción cuando escuché a Natlian; sentí que un gran peso me liberaba, suspiré aliviado al saber que estaba vivo, tan vivo que tenía las energías para ponerse cursi y abrazarme con tal fuerza que hizo que el dolor me recorriera el cuerpo.

—Basta… —le reclamé cuando logré reaccionar, alejándolo porque me estaba haciendo daño y porque odiaba los abrazos, aún así me alegraba que estuviera allí—harás que se terminen de romper mis huesos.

En realidad no sentía que ninguno de mis huesos estuviera roto, al menos no de mis extremidades a pesar de sentir que me habían arrastrado contra el suelo; aún estaba ese molesto cuello ortopédico que no me dejaba moverme con libertad y el dolor de cabeza no me dejaba en paz.

—Me alegra que estés bien… amigo. Pero no entiendo por qué tanto trama asustarte ¿de qué manera…? ¿Tan mal luzco? —me llevé las manos a la cara algo asustado, pero salvo por un raspón en la mejilla y una herida en la frente (que podía ocultar con mi cabello) no sentí nada más fuera de lo normal.

_________________


Spoiler:
avatar
Cedric Di Giovanni

Brujo

Mensajes : 136
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Natlian McGowan el Sáb Ene 26, 2013 3:14 pm

Sentí sus manos sobre mi pecho después de que me reclamara que le terminaría rompiendo los huesos, me aleje cuidadosamente de el mientras esbozaba una sonrisa con mi cara aun empapada en lagrimas. Mi amigo estaba exagerando con eso de que le rompería los huesos y yo sabia por que lo hacia, no le gustaban los abrazos, la efusividad y todo ese tipo de cosas. Pero no me importaba, prefería tener al Ced frío que sabia que se preocupaba por mi en lugar de no tener nada.

Perdona, no era mi intención causarte dolor físico me disculpe mientras secaba mis ojos y mi cara También me alegro de que estés bien

Dije en cuanto lo oí decir que le alegraba que yo estuviera bien, esboce una leve sonrisa cuando me llamo dramático y luego pensó que se debía a lo fea que su cara podría haber quedado tras el accidente. Negué con la cabeza soltando una pequeña carcajada.

Claro que no estas mal, tu rostro sigue igual de feo como es costumbre me sentía feliz en serio A lo que yo me refería era a que pensé que habías muerto ….. Pase un infierno, en serio me alegro de que nada malo te pasara

Mencioné con sinceridad. ¿Como te has sentido? quería saber como se había sentido , después de que Ced me respondiera la enfermera me llamo, dijo que debía asearme y que debido a mis lesiones eran muy leves. No tenía cuello ortopédico, ni siquiera heridas muy profundas, solo raspones y una mano quebrada dijo que podría volver con Ced por un rato.

Camine hacia el baño e hice lo que ella me pidió, el agua del hospital en serio estaba muy fría pero no importaba, lo hice por unos cuantos minutos y luego Salí de ahí . Me monte nuevamente en la silla de ruedas vendré en un rato dije a Ced mientras la mujer empujaba mi silla hacia

Luego de unos minutos entre nuevamente en la habitación en la que estaba internado y me recoste en mi cama un rato luego buscaria mi ropa e iria a ver a ced nuevamente. o eso esperaba, lo cierto era que mi cuerpo se sentia muy cansado
avatar
Natlian McGowan

Brujo

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por St. Edward el Sáb Ene 26, 2013 3:35 pm

Eran las cinco y treinta de la mañana, y como cada día a esa hora, William Wickford se despertó para iniciar la rutina diaria de un día común, a pesar de que era domingo y no había clases, él siempre se levantaba temprano a entrenar, atender asuntos de la orden de Deryth, revisar que todo estuviera en orden, incluso estar preparado por si había una emergencia. El hecho de que fuera domingo no significaba que descansaría, él siempre tenía cosas que hacer, siempre tenía que estar alerta, pues era profesor de Lunes a Viernes, sin embargo no dejaba de ser cazador las veinticuatro horas del día, los trescientos sesenta y cinco días del año.

Así pues se vistió con su ropa deportiva pero cuando se disponía a salir de la habitación el teléfono celular en su bolsillo sonó. Le extrañó sobremanera tal cosa, pero sabía que sólo podía significar una cosa: problemas. Antes de atender miró el número y lo reconoció del hospital de Wickford, supo por adelantado que alguno de sus alumnos se había metido en líos durante el transcurso de la noche, no sería la primera vez y sospechaba que tampoco la última.

Resignado atendió el teléfono.

—William Wickford ¿Diga?

—Buenos días, profesor Wickford; lamento molestarle a estas horas. —La voz nasal de una mujer respondió al otro lado del auricular. —Llamo del hospital general de Wickford para avisarle que esta madrugada llegaron cuatro jóvenes estudiantes de su escuela después de que el auto en el que viajaban se volcara en la carretera a un par de kilómetros del colegio.

William sintió que la sangre huía de su rostro y tomó asiento sobre su cama ya que al escuchar a la recepcionista sólo pudo pensar lo peor, al mismo tiempo maldiciendo a lo cuatro estudiantes que habían salido sin permiso del colegio.

—Descuide, ellos están bien—continuó la mujer—lo mas probable es que hoy mismo los den de alta; sólo pensamos que lo correcto era informarle a usted para que llame a sus familiares.

—Entiendo—suspiró William, aliviado. —Llamaré a sus familias ¿Puede darme sus nombres, por favor?

—Claro. Cedric Di Giovanni, Natlian McGowan, Vera Moon y Alelí Saxe.

—Gracias, estaré allí lo más pronto posible.

Y con eso último colgó. Reconoció los cuatro nombres, en especial el de la señorita Saxe familiar de tres de sus profesores; Di Giovanni era el muchacho ciego que había aceptado una vez que demostró que era bueno a través del examen de admisión y tampoco quería que dijeran que St. Edward’s se negaba a aceptar discapacitados; McGowan llevaba varios años siendo alumno de la institución y nunca había presentado problemas con él, aunque le molestaba la forma irresponsable en que usaba su magia; Vera Moon, no sabía mucho de ella, era nueva. No obstante, William sabía que los tres anteriores eran brujos, tenía noción de las familias de cada uno y estando bajo sus techos podía vigilarlos la mayor parte del tiempo, en general ninguno había mostrado ser un peligro más que para sí mismos porque eran adolescentes y así eran ellos, igual que sus pequeños cazadores inmaduros. Sobre la chica Saxe sabía de dónde venía aunque ella no representaba ningún peligro, sólo era una alumna común y corriente, independientemente de su origen aristócrata.

Sin cambiarse de ropa fue hasta su oficina porque no había tiempo que perder e hizo primero una llamada a Nueva York, después a Italia y luego a Francia, por el momento no dictaminó el castigo que daría a los chicos o si serían expulsados, eso lo decidiría mas adelante que pudiera pensar con claridad. Finalmente marcó el número del profesor Saxe y salió en dirección al hospital.
avatar
St. Edward
Admin

Fantasma

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 04/01/2013

Ver perfil de usuario http://the-curse.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Derek saxe el Sáb Ene 26, 2013 4:12 pm

El teléfono comenzó a sonar antes de que yo despertara. Mis ojos se abrieron por el insistente sonido del estúpido aparato electrónico, no me dejaba en paz. Me levante ofuscado y enojado. Era domingo, y debía dormir por mínimo hasta las siete de la mañana ¿Quién me despertaba a las seis de la mañana un domingo? Si era Aidan pidiendo ayuda porque lo encarcelaron otra vez, juro que esta vez sí lo iba a matar.

Grande fue mi sorpresa cuando al mirar el nombre de la persona que me llamaba me di cuenta de que era el director de la institución ¿Qué querría este hombre a las seis de la mañana de un domingo?

Un extraño presentimiento inundo mi cuerpo.

—Director Wickford, buenos días Su llamada a esta hora me inquieta ¿Qué se le ofrece? — Pregunté.

El hombre al otro lado del teléfono se tomo su tiempo para explicarme que mi hermana estaba en el hospital. Mi mano derecha se apoyo en el escritorio mientras escuchaba atónito lo que este hombre me estaba contando. Yo no podía salir de mi asombro. No sabía que pensar. Mi cabeza comenzaba a dar vueltas

—¿Ha sido grave? ¿Cómo están? ¿Alel…— Fui interrumpido por las palabras del hombre que me decían que no sabía nada, que estaba en camino al hospital y que por teléfono no le dieron demasiados detalles — Vamos de inmediato para allá — Inquirí casi nerviosamente cortando la llamada.
Lleve ambas manos a mi cabeza e intente respirar y calmarme. No pude. Tiré una silla con fuerza contra el suelo. ¡Esto no podía estar pasando! Tome mi ropa y me la puse lo más rápido que pude. Mi corazón iba a mil.

Abrí la puerta de mi cuarto y en realidad no me di cuenta si la había cerrado luego, solo me pose frente a la puerta de Astaroth y sin perder el tiempo entré.

Lo encontré en el medio de la habitación, vestido con ropa de deportes ¿Qué hacia despierto tan temprano, vestido y peinado? Su rostro estaba contraído y pálido, casi enfermo. Me miró y tarde unos segundos en articular palabras. Los nervios de no saber cómo demonios estaba mi hermana o como rayos había terminado en un accidente de tránsito me estaban volviendo loco.

—Alelí esta en el hospital general. Me ha llamado el director, ella y otros estudiantes han tenido un accidente automovilístico hace unas horas — Le dije, mi voz no era calmada como siempre, estaba asustado. Su rostro se puso más pálido de lo que ya lo tenía, ambos estábamos asustados—¡Toma las llaves del auto, no podemos perder más tiempo! — Exclame y miré mi móvil, no tenia llamadas perdidas. De seguro el director aun no había llegado.

_________________






Derek Saxe


avatar
Derek saxe

Brujo

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Alexia McGowan el Sáb Ene 26, 2013 6:06 pm

1.am Alexia McGowan terminaba su turno el día había sido pesado y estaba cansada , pensó en su hijo por algún motivo, no solía hacerlo con demasiada frecuencia, creía que mientras mas lejos de su casa estuviera mas seguro estaría, mientras mas lejos de la misteriosa joya menos posibilidades de activar el gran mal que había en el interior del chico habían. La mujer se despidió de un par de enfermeras y salio en dirección al estacionamiento del hospital en el que la mujer trabajaba.

Al estar ya en el estacionamiento se subió a su porche y se calzo una chaqueta color negro que tenia. Encendió el vehiculo y lo puso marcha atrás para salir de ahí. Comenzó a conducir con una velocidad prudente. Mientras conducía un pequeño bostezo se apodero de su ser, de verdad estaba cansada. Entonces fue cuando su teléfono celular sonó.

Buenas noches.. Alexia McGowan Medico Cirujano, en que lo puedo ayudar

Mencionó la mujer sin saber quien estaba al otro lado de la línea telefónica pues no se había dado tiempo de mirar el numero simplemente había contestado. Alexia ahorrillo su automóvil deteniendo su movimiento y escucho a la persona en la otra línea, resulto ser el director del internado en el que su hijo se encontraba. Natlian Había sufrido un accidente automovilístico y no sabían como se encontraba, no tenían detalles suficientes.

Entiendo…voy para aya Mencionó ella con voz serena aun que su corazón estaba acelerado, era su hijo, y estaba preocupada por el, ¿Qué hacia Natlian fuera si eran las 6 AM en el lugar en el que la llamaban . ¿Cómo podían ser tan irresponsables en ese lugar, como habían permitido que su hijo saliera del internado? , La cabeza de alexia se lleno de preocupación mientras volvía a encender su automóvil esta vez cambiando su curso. Ahora iba al aeropuerto, solo con una cosa en mente, Su hijo y si algo le pasaba hundiría a St Edwards. La mujer de 40 años de edad realmente estaba molesta, no quería ni pensar en lo que podía pasarle a su hijo después de un accidente de esa magnitud.

Minutos mas tarde luego de haber conducido extremadamente rápido Alexia llego al aeropuerto y saco un boleto de avino que la dejaría en Inglaterra, a pesar de que la mujer deseaba teletransportarce hasta esa ciudad y llegar en seguida no podía darse el lujo de hacerlo y atraer a cazadores, no quería que su hijo se viera en peligro por una irresponsabilidad de ella. Mientras esperaba Alexia decidió pasar al baño del aeropuerto para arreglarse un poco. La mujer se paro frente al espejo del baño y modo su rostro, también roseo con sus manos su cabello, quería verse despejada, Saco un peine y cepillo su cabello unos segundos para luego dejar caer su negra cabellera tras su espalda.

Tranquila, el estará bien Fue entonces cuando escucho que su vuelo despegaría en cosa de minutos, Rápidamente la mujer abandono el cuarto de baño y se dirigió hacia su vuelo. Subió en el avión y tomo ubicación.

Una vez dentro el cansancio que tenía la venció y se quedo profundamente dormida. La siguiente vez que la mujer abrió los ojos se encontraba en Inglaterra , bajo y sintió la brisa del lugar. No debían ser mas de las 11 am en el lugar en el que estaba, sin embargo la hora no era algo que importase, no en ese momento, La mujer tomo el primer Taxi que paso y se dirigió al hospital donde esperaba encontrar a su hijo sano y salvo, de lo contrario el internado caería, en serio caería
avatar
Alexia McGowan

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 26/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Vera Moon el Dom Ene 27, 2013 8:45 pm

Estaba en mi "hermosa" habitacion del hospital, estaba aburrida, no habia nadie, ya le habia preguntado ala enfermera si me podian poner en una habitacion con alguien, me habia prometido que haria todo lo posible por ponerme con aleli o alguno de los chicos.Despues de mis ultimos estudios estaba penando en varias cosas, una de ellas era lo del accidente, me habian dicho que el conductor habia muerto en el instante, eso no me dejaba tranquila, era parte de esa responsabilidad solo pensar en ello hacia que me doliera el corazón como cuando te golpean o aprietan y eso sentia pero en el corazón.. lo cual me llevaba a pensar en mis padres...otro dolor más en mi corazón.

Me estaba comensando a sentir mal, cuando la enfermera entro calmadamente, ya me caia bien, habia sido muy amable conmigo.
-Señorita, tiene una llamada-dijo al levantar el telefono que estaba sobre la mesita de noche aun lado de mi cama, presiono un boton y me dio el areocular. para luego salir de la habitacion-Hola?-pregunte dudosa, no sabia quioen era el que me llamaba, quizas era el director? ahahaha
mon amour comment allez-vous?! -un vuelco dio a mi corazón, conocia esa voz perfectamente..
-si tia, estoy muy bien, me alegra que me llamaras-le conteste en ingles
-que alivio, es verdad quegamos en no hablag en fraces para mejogar tu ingles, cargiño me algro que te encuentres bien,que paso?-su acento era gracioso, creo que ami no se me notaba nadie habia mencionado si yo era francesa, asi que supongo no lo habian notado.
-te lo resumire, con unos compañeros me escape del internado,fuimos a un pub, nos emborrachamos, tomamos un taxi, el taxista acelero..y-cada palabra me costaba-el carro se volco haciendo que el chofer muriera..,lo siento! de verdad lo siento tia!-dije con un poco de sollozo
-Tranquila,no fue su culpa, borrachos o no, hubiera pasado si tenia que pasar, igual lespudo haber pasado en algun dia de esos que les dan libre, fue un accidente, sabes que siempre pasan, y ese no lo pudieron evitar, no tuvieron ni una culpa, de verdad ni una..-sus palabras , su voz, siempre me lograba calmar, la extrañaba tanto-ademas, no creo que el internado tuviera seguiridad para pequeñas brujitas que se escapan con echizos verdad?-dije entre una pequeña risilla
-gracias-una sonrisa se dibujo en mi rostro y mi corazon se sentia confortado por ella.
-y que tal?, alguna herida de guerra?-
-si, algunos raspones y un yeso en mi pie izquierdo-
-Genial!, entonces firmare ese yeso--
-vendras?-
-si,en cuanto recibi la llamada del director,me diriji al areopuerto, pero ya no habia vuelos, asi que tardare unas horas mas en llegar-
espera un segundo, que acababa de decir?-el director?..osea que el ya.-.
-lo sabe, si, asi que linda, preparate para tu propia guerra mundial tesoro, recuerda piensa en pura vibra positiva, te marco cuando ya este en elhospital, te amo.-
- y ylo a ti, bye-me despedi colgando el telefono

Ahora solo tenia que esperar mi futura muerte, ahora que sabia que el director sabia me encontraba algo anciosa, pero respire ondo y pense en flores,si lindas flores1 ahahaha.






_________________
avatar
Vera Moon

Brujo

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 09/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Astaroth Saxe el Lun Ene 28, 2013 6:23 am

Había estado la mayor parte de la noche trabajando en una rapsodia que me tenía emocionado, una composición que debía admitir (y no debido a mi excesiva arrogancia), era sublime; por supuesto que vería los resultados cuando fuera interpretada por la orquesta filarmónica de Liechtenstein, por ahora únicamente eran notas sobre mis hojas. Cuando terminé miré la hora y eran las cuatro de la mañana pensé salir a beber algo… tal vez Ali quisiera ir, aunque se había marchado muy enojada y seguramente estuviera dormida; si le pedía sexo me lanzaría lo primero que encontrar y no estaba de humor para soportar sus berrinches o sus dramas femeninos; quizá Aidan fuera conmigo, aunque tomando en cuenta la hora había dos opciones referentes a Aidan: estaba en su habitación drogado sin tener noción sobre sí mismo, o estaba en algún bar de mala muerte sin mí. De acuerdo, seguiría sus pasos y me uniría a alguna fiesta en la ciudad.

Me preparé rápidamente para salir, no obstante, cuando hurgaba en mi armario en busca de algo que ponerme sentí como si algo me apuñalara directamente en corazón, vi mi rostro reflejado en el espejo contorsionándose por el dolor y cerré mi mano sobre la puerta del closet apoyándome en él cuando mi vista se nubló y toda la habitación empezó a dar vueltas delante de mí, no entendía lo que estaba pasando… me dirigí hasta mi cama pero caí poco antes de llegar a ella, me limité a apoyar la cabeza sobre el colchón, cerrando los ojos pero consciente de que algo ni iba bien.

No sé cuanto tiempo estuve de aquella manera, perdí la noción del tiempo. En un momento escuché que la puerta de mi habitación se estaba abriendo, respiré hondo y traté de cobrar la compostura, me pareció haberlo logrado cuando vi claramente enfocada la figura de mi hermano, le miré en busca de una explicación, odiaba (sin importar las circunstancias, de verdad odiaba) que tuviera esa maldita costumbre de entrar en mis aposentos con tal libertad. Pero no tuve tiempo de reclamarle nada cuando se largó a decir algo sobre Alelí, el hecho de que su nombre estuviera involucrado junto a la palabra accidente me trastornó pero mantuve la compostura o mi hermano sospecharía algo, lo que fuera, en todo caso, nunca había sido yo una persona de dramas como evidentemente lo eran mis dos hermanos, tenía esa desfachatez o esa costumbre de mantenerme sereno en los peores momentos.

Asentí lentamente sin hacer ninguna pregunta, tomé las llaves del auto y fuimos en dirección al hospital. Sentía dentro de mí el nerviosismo y la ansiedad de Derek al mismo tiempo que mi propia debilidad por lo que sea que me hubiera sucedido, la incertidumbre sobre Alelí y la pregunta de qué hacía ella fuera del colegio, si era acaso lo que yo estaba sospechando mi pequeña y amada hermanita estaba metida en serios problemas…
avatar
Astaroth Saxe

Brujo

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Derek saxe el Lun Ene 28, 2013 7:59 am

Astaroth condujo todo el camino, en realidad yo no solía perder la cabeza con nada, excepto con mis hermanos. Con mis hermanos menores siempre fui diferente, ellos eran lo más importante para mí y yo mismo me había jurado cuidarlos siempre. Ahora me llamaban y me decían que Alelí estaba en un hospital pues había tenido un accidente automovilista ¿Cómo estaba yo? Ansioso, nervioso, preocupado por lo que le pudo ocurrir. En realidad en ese momento Astaroth era como el padre que piensa en frio y yo como la madre nerviosa y angustiada. Siempre había admirado ese aspecto del hombre que tenia a mi lado. Cuando se trataba de Alelí o algo que nos aquejaba a ambos él era el que se mantenía sereno. No porque no estuviera nervioso, podía sentir que estaba tan asustado como yo. Pero no lo demostraba y de alguna forma eso me tranquilizaba. Supongo que así trabajamos, como un equipo. Lo que no tiene él lo tengo yo, y lo que no tengo yo lo tiene él y ambos nos complementamos.

Ambos habíamos criado a Alelí durante sus dieciséis años de vida. Éramos tres huérfanos pero Astaroth y yo siempre buscamos la manera de que a nuestra hermana nunca le faltara nada, material y aunque no lo crean sentimental. Con ella yo podía ser un hombre sincero pues se había ganado mi cariño y el de mi hermano. Si algo le pasaba por un descuido mío o de Astaroth nunca no los perdonaríamos. En ese momento en realidad no estaba como para pensar en cómo había sucedido. Yo ya tenía idea de cómo había pasado todo, quizás habían escapado pero en realidad mi cabeza no estaba como para enojarme y regañarla en plena habitación. Ahora, solo quería ver que estuviera bien y con todas sus extremidades.

Pasamos al lado de donde supuse que se había producido el accidente. Miré por la ventana y el auto estaba totalmente destruido. Como si un hombre gigante lo hubiera hecho añicos con sus manos. Un escalofrío recorrió mi espina dorsal. Lleve mi mano a mi rostro y desvié la mirada. Tenía que prepararme para lo que vería en el hospital aunque en el fondo…No quería hacerlo.

Sentí como el auto aumentaba la velocidad, ninguno de los dos dijimos una palabra, fue quizás el viaje más largo y callado de mi vida y aunque yo no fuera hombre de muchas palabras, con Astaroth si me gustaba hablar, era la única persona que me entendía y que sabia como era yo realmente, solo con él se podía mantener una conversación cuerda. Pero nada, solo estábamos callados.

Llegamos al hospital general. Sin esperar demasiado tiempo, nos dirigimos dentro. La emergencia estaba abarrotada de gente. Me acerque a la recepción y vi a la mujer regordeta que se encontraba del otro lado.

—Buenos días, estamos buscando una chica. Alelí Saxe — Ella levanto una ceja y me miro con su expresiva mirada azul
— Claro, es una del grupo que tuvo el accidente esta mañana en la autopista — Asentí con la cabeza ignorando el nivel de cotilleo de las personas a nuestro alrededor. La mujer se levanto y con su dedo señalo un pasillo —Por este pasillo, ultima habitación a la izquierda. Pueden pasar— Sus palabras, me tranquilizaron. Si podíamos pasar significaba que ella estaba bien.

Le di las gracias y dirigiéndonos por el pasillo abrí la puerta y me encontré con una habitación con varias personas.

Distinguí su cuerpo en una de las camas finales, respire y camine hacia ella. Cuando llegamos allí sentí el alma volver a mi cuerpo. Ella estaba un poco pálida, sus labios estaban ligeramente morados. Vislumbre una herida en su frente atada con hilo quirúrgico. Sus ojos estaban cerrados y dormitaba tranquilamente.

Me senté al borde de la cama y con mis dedos acaricie su mejilla. Me había preocupado. Y aunque verla así me irritaba, al menos sabía que no era nada grave.
Sus ojos se abrieron ligeramente. De seguro el movimiento que había hecho la cama y el roce de mis manos en su rostro la habían despertado. Sus ojos estaban húmedos y cuando nos miro pronuncio nuestros nombres con esa voz característica que tenemos al despertar de una larga siesta. Se levanto casi bruscamente y me abrazo con fuerza. Mis brazos la rodearon con cuidado de no lastimar el catéter que tenía en su mano y le correspondí el abrazo.

—Ya estamos aquí Al, no llores— Le susurre besando su cabeza. Le di una mirada a Astaroth y luego la separe de mi cuerpo —¿Cómo te sientes? — La recosté contra la almohada nuevamente. No iba a preguntarle como había pasado todo, para eso había tiempo cuando le dieran de alta. Mire alrededor buscando a los demás chicos del internado, no los vi. Cuando regrese mi mirada a mi hermana, ella estaba observando detenidamente a Astaroth. Sonreí levantándome de la cama y cruzando mis brazos en mi pecho. Ella aunque se notaba dolorida, estaba más tranquila.

_________________






Derek Saxe


avatar
Derek saxe

Brujo

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Alelì Saxe el Lun Ene 28, 2013 8:28 am

La cama se hundió de un lado, y luego una mano rozo cuidadosamente mi rostro. Por un momento pensé que esas manos eran las de Astaroth ya que eran muy parecidas pero no, eran las de Derek ya que esa forma de acariciar no era la de mí amado Ast. Si no era una caricia menos expresiva, sin tanto sentimiento.

Abrí mis ojos y efectivamente estaba Derek sentado a mi lado. No dijo una palabra, sus ojos que siempre había visto inexpresivos o llenos de furia, ahora mostraban un trazo de nerviosismo. Estaba preocupado por mí. Los había preocupado. No note molestia ni ganas de comenzar a abarrotarme de preguntas. Era extraño ¿Quién era este y que había hecho con mi hermano? Astaroth estaba a un lado mirándonos, pronuncie sus nombres como pude y levantándome abrace a Derek con mucha fuerza. Ya estaban aquí. El me devolvió el abrazo besándome la cabeza y diciéndome que me tranquilizara que ya estaban allí.

De verdad que esos dos eran mi vida, de seguro al salir del hospital me esperaba el regaño de la vida pero al menos estaban aquí. Conmigo.

Cuando me dejo de nuevo en la camilla mi mirada se poso en Astaroth, el estaba extraño. Parecía casi enfermo ¿Qué le había sucedido? Derek se levanto y aunque pregunto algo no pude responder pues yo estaba muy ocupada mirando a Ast. Luego me di cuenta de que tenía que responderle

—Un poco dolorida, pero bien…— Le respondí y el cruzo los brazos —Tengo mucho frio — Acote.

Asintió a lo que le dije y luego exclamo algo sobre buscar al médico para preguntarle por mi y por mis compañeros. También exclamo con molestia que llamaría a alguien para que le bajaran al aire acondicionado “¿Acaso quieren congelar a los pacientes?” había dicho y preguntándole a Ast si quería café se retiro, prometiendo que volvería pronto.

Miré a Ast, su mirada inexpresiva me preocupo un poco, pero le entendía…

—Lo siento mucho — Exclame tomando mis manos sobre la sabana y bajando la mirada —¿Podrías esperar que salga de aquí y llegar al internado? — Pregunté refiriéndome al regaño que me daría, de verdad que no quería un regaño aquí…Solo quería pasar el susto. Yo sabia que ambos sabían lo que había pasado, especialmente Astaroth que con mirarme ya podía adivinar todo. El siempre había tenido esa capacidad de desnudarme con la mirada para buscar dentro de mí las respuestas. Me quede callada.

No tenia donde meterme, estaba avergonzada y con un sentimiento de culpa único. Merecía el regaño que me darían y también el castigo. Había aprendido una lección grande…No lo volvería a hacer.

_________________
avatar
Alelì Saxe

Humana

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Astaroth Saxe el Lun Feb 04, 2013 4:40 am

Me sentí completamente aliviado cuando entramos en la habitación y pude ver que estaba bien, no intacta pero al menos bien; estaba furioso, pero aún así entre la ira recorriendo mi cuerpo como un poderoso veneno que me consume, no hubiera soportado la idea de algo le sucediera a Ali, a mi hermanita, a la mujer que amaba y no se lo diría a nadie en voz alta, aunque la única a quien podría decirle eso era la persona a quien menos quería dirigirle la palabra. Yo no era mi hermano que pese a estar molesto porque la niña hubiera escapado, la llenaba de besos y abrazos, y si hubiera tenido la oportunidad le habría comprado un hermoso obsequio. No, definitivamente ese no era yo. Estaba a punto de salir de la habitación cuando Derek se adelantó y él notaría algo extraño si me iba dejándola sola porque lo que, resignado, me tumbé sobre la silla que estaba a lado de la cama.

—Claro que no será aquí—musité en voz baja y pausada—nadie tiene porque ser partícipe de nuestros asuntos privados.

Miré alrededor, el lugar estaba lleno de personas, médicos y enfermeras, era un lugar repugnante que tenía dos efectos completamente diferentes en mí: primero, hacerme sentir más enfermo; segundo, matar.

—Una “aventura” más y los mandaré a ti y Aidan de regreso a Liechtenstein—dije en alemán sin mirarla. —dónde te puedan vigilar.

Por supuesto no me hacía feliz enviarla a casa, no me hacía feliz estar lejos de ella, pero si Alelí necesitaba que la vigilasen día y noche para que pudiera comportarse eso tendría; si ella no podía con una vida normal, si no sabía controlarla entonces iría de nuevo a su vida de princesa, a todo lo que ella estaba acostumbrada. La libertad no era hacer lo que quisieras de forma irresponsable, libertad era hacer lo que quisieras, atenerte a las consecuencias y aún así tener cabeza para seguir manejando tu vida; aparentemente eso era mucho para ella, seguía siendo un niña, una adolescente.

Con los brazos cruzados eché la cabeza hacia atrás mirando el techo tan blanco e iluminado que me provocaba dolor de cabeza, me sentía peor que después de una noche entera de haber bebido y Derek levantándome temprano. Cerré los ojos esperando a que mi hermano volviera, al menos él se encargaría de romper el incómodo silencio con alguna de sus extravagantes ocurrencias y dramas reales.
avatar
Astaroth Saxe

Brujo

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Derek saxe el Mar Feb 19, 2013 12:10 pm

Hablé con el médico largo rato, él estuvo explicándome sobre el estado de mi hermana, sobre los cuidados que debíamos tener con los puntos que tenia, me explico que tendría dolencias en el hombro derecho por la presión que ejerció el cinturón de seguridad sobre el hueso pero que con analgésicos se aliviaría en cuestión de días. Del hematoma si tenía que preocuparme un poco ya que le dolería bastante y tardaría un poco más en curar pero no ponía en peligro su integridad física.
Sobre el accidente, me recalco que todos corrieron con demasiada suerte, el que pilotaba el vehículo estaba muerto y ellos se habían salvado de milagro. Ya no estaba nervioso, ni preocupado. Solo decepcionado y una ira inimaginable recorría mi sangre ¿En qué demonios estaba pensando Alelí cuando escapo? El médico me dijo que ya podía llevarla a casa, que descansara hoy y que mañana volviera a su rutina.

¿Descansar hoy? Claro, hoy lo que le tocaba era el regaño de la vida. Esa niña iba a terminar de madurar de una vez por todas esta tarde por las buenas o por las malas. Yo no podía permitir más errores como estos. Errores que podrían ser devastadores y menos por la estupidez de una adolecente que quiso ser rebelde una noche.

Caminé por el hospital con los papeles de la dada de alta de Al en mi mano derecha y en la otra un bolso con una muda de ropa para ella. Cuando me dirigía al lugar donde la tenían no pude evitar mirar a Di Giovanni, el pelirrojo también estaba implicado en la aventura nocturna. Miré su rostro. No entendía porque aquel muchacho flaco e insípido me daba aires a alguien, en realidad no sabía a quién se parecía pero algo dentro de mi me gritaba que era importante. Hasta la forma en la que hablaba me era familiar. Pero mi memoria no me quería dar detalles. Frustrante en realidad. Y más frustrante era el hecho de que otra persona en la que tenía puestas “esperanzas” terminaba arruinándolo de lo lindo. Mi decepción era inminente.

Al menos él también estaba bien, le había preguntado al médico insistentemente por su estado de salud sin siquiera entender porque tanto interés en el ciego pero estaba bien y también podía irse esa misma mañana.

Entré una vez más a la habitación donde estaba mi hermana, me encontré con un ambiente bastante tenso entre Astaroth y Alelí. Podía hasta palparlo. El estaba igual o hasta más enojado que yo por esto que había hecho nuestra hermana.

— Puedes vestirte ya. Traje algo de ropa para ti — Le dije colocando el bolso sobre la cama y comenzando a poner las cortinas
Llame a unas enfermeras para que le ayudaran a vestirse ya que había insistido en que no podía hacerlo sola. Yo estuve a punto de decirle que se arreglara ella misma pero había gente alrededor y aquello no sería aceptable. Espere afuera hasta que la enfermera salió.

La encontramos sentada el borde la cama poniéndose las sandalias. Se le veía un poco dolorida pero ya había parado de llorar. El papel de magdalena no le quedaba.
—Espero que estés contenta Alelí — Le dije en alemán —Te ha quedado hermoso este acto de rebeldía — Agregue con desdén cruzando los brazos —Si querías acercarte más a Adam, lo has conseguido. Mocosa irresponsable

Mi enojo era directamente proporcional a mi decepción.

_________________






Derek Saxe


avatar
Derek saxe

Brujo

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Alexia McGowan el Dom Feb 24, 2013 4:19 pm

Luego de llegar al hospital entro atreves de la gran puerta principal caminando rápidamente por sobre el suelo de cerámica del cual estaba construido el primer piso del hospital. Rápidamente se dirigió a la recepción donde una mujer con un evidente sobrepeso la atendió. Alexia pregunto por su hijo dando su nombre inmediatamente. Luego de esto la recepcionista indico a la mujer de cabello negro hacia donde debía ir. Exactamente tenia que subir al segundo piso del hospital pues ahí se encontraba su hijo.

Alexia agradeció la información otorgada por la mujer y rápidamente camino hacia el ascensor. Este estaba completamente vacio y le seria mucho mas rápido llegar atreves de el al segundo piso que por las escaleras. Alexia no tenia ningún deseo de perder tiempo, debido a esto entro en el ascensor y subió de forma casi inmediata al segundo piso
Alexia salió del ascensor y comenzó a caminar hacia la habitación indicada por la recepcionista. La mujer encontró rápidamente la habitación de su hijo. Al entrar en esta logro ver que habían bastantes pacientes. Natlian no tenia que estar en ese lugar, “el no pertenecía ahí. El tenia que estar en una clínica particular” fue lo primero que pensó la mujer al ver a su hijo. Ella quería que su hijo estuviera cómodo después de accidentarse. Natlian tenia los ojos cerrados, aparentemente dormía pero alexia sabia que el solo descansaba. Mantenía sus ojos cerrados pues de esta manera le era mas fácil relajarse. Así era el y ella lo conocía como a la palma de su mano.

Los ojos de la mujer se pusieron llorosos por una fracción de segundo sin embargo los apretó y volvió a tener el semblante frio y duro que siempre mostraba frente a su hijo. De verdad se había preocupado por el. De verdad había temido perderlo. Pero ahora sabía que estaba bien por lo que no tenía motivos para armar un drama .

Alexia se sentó junto a la cama de Natlian provocando que este abriera los ojos de manera inmediata.

Hola hijo… dijo la mujer mirándolo con un semblante serio. Como es que ocurrió esto siguió hablando la mujer Estas bien?, ¿como te encuentras?
La mujer no mostraba preocupación. Sin embargo lo estaba y mucho.
avatar
Alexia McGowan

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 26/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Natlian McGowan el Lun Feb 25, 2013 5:49 am

Había pasado un rato desde que la enfermera me había hecho lavarme. Ahora estaba recostado en la cama de la habitación que me habían dado. Era raro estar en un hospital público, normalmente el médico de la familia corría hacia nuestra casa cuando algo me pasaba. Mi madre podía ser lo que quisiera. Pero no era despreocupada en temas de salud. Ella a pesar de tener conocimientos de medicina nunca me atendía. Decía que un médico no puede ni debe atender a sus familiares. Que las emociones solían interponerse en sus trabajos. Por esa razón nosotros teníamos un medico en la familia sin ninguna clase de conexión sanguínea con nosotros. Se había vuelto muy amigo de la familia con el tiempo. Pero esto no impedía que fuera excelente en su trabajo.

Cerré mis ojos. De verdad quería volver a la habitación de ced y estar con él un rato mas. Pero no podía. Mis parpados pesaban. Por alguna razón no podía dormir. Supongo que temía que luego de cerrar los ojos no volviera a despertar. Después de sufrir una

experiencia tan cercana a la muerte cualquiera estaría asustado. Pronto sentí el peso de una persona junto a mis pies. Abrí los ojos instantáneamente y quede anonadado con lo que vi. Mi madre estaba ahí. ¿Quién la había llamado?. Claro, quien mas sino el director, ese era su trabajo después de todo, Estaba calmada y su cara era tan fría como de costumbre. Parecía estar junto a mí por obligación más no por preocupación. Pero yo sabia que en realidad estaba preocupada. Mi madre era la mejor cuando se trataba de ocultar sentimientos. Era lo que se llama “una mujer fuerte”, la más fuerte de todas.

Mama…¿que haces aquí? pregunte estúpidamente. Era obvio el motivo por el cual esa mujer estaba ahí. Quiero decir… como es que te enteraste tan pronto la mujer me dio una respuesta corta y me quedo clarísimo que la habían llamado a penas había ocurrido el accidente o quizás solo unos minutos más tarde.

Luego de eso la mujer siguió hablándome, me decía que no podía permitirse esta clase de viajes, no cuando no estaba vacaciones y que yo había cometido un acto de rebeldía de un alto nivel. Que había sido irresponsable y que ella no había criado un chico rebelde. Baje la mirada. En cierto punto ella tenía razón, pero yo era joven y quería divertirme, al menos quería hacerlo una vez en la vida. Me quede en silencio luego de escuchar lo siguiente que me dijo. Ella quería que volviera a New York y tomara clases en casa el resto del año y no me lo estaba preguntando. Ella me lo informaba sin importarle lo que yo sintiera. Después de eso dijo que aria el papeleo para arreglar que me dieran el alta el día de hoy y nos iríamos. Ella era medico por lo que sabía que no tenía nada de gravedad, al menos nada que impidiera un viaje rápido.

Al…al menos me puedo despedir de mi amigo ella asintió con la cabeza y dijo que saldría un momento, que yo podía hacer lo que quisiera mientras estuviera en el hospital .La mujer salió por la habitación y me quede pensativo un momento. Ahora me arrepentía de haber salido…. No quería irme. Pero en este momento no era quien para discutir con mi mama, ella tenia la razón. yo había sido un imprudente e irresponsable. Pasados unos minutos me levante y comencé a caminar hacia la silla de ruedas. Iría a la habitación de ced…solo a despedirme
avatar
Natlian McGowan

Brujo

Mensajes : 60
Fecha de inscripción : 07/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pudimos haber muerto!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.