Conectarse

Recuperar mi contraseña





La estación del año va aquí ^^ Por ahora estamos en invierno del 2013, abrígate bien :3
Últimos temas
» The Fairy Tale Land RPG [Afiliacion Elite]
Mar Abr 09, 2013 7:42 am por Invitado

» Twilight Generation (NORMAL)
Lun Abr 08, 2013 5:51 am por Invitado

» Demented Place [Élite]
Sáb Abr 06, 2013 3:55 am por Invitado

» Ayuda a un pobre ciego y te regalo un chocolate[Libre]
Jue Mar 28, 2013 3:04 pm por Paris Di Benedetto

» Muestrame como eres [Cedric]
Jue Mar 28, 2013 11:17 am por Elise Blackwood

» Corre, corre!!!....(elise)
Miér Mar 27, 2013 10:29 am por Elise Blackwood

» Una tarde para nosotros [Astaroth]
Miér Mar 27, 2013 6:29 am por Astaroth Saxe

» Coffe break? [Cedric]
Mar Mar 26, 2013 3:03 pm por Cedric Di Giovanni

» Tu aqui...{Alexander}
Mar Mar 26, 2013 9:05 am por Zoe A. Cinna





Aquí va el Staff ^^ Dudas, quejas y sugerencias a St. Edward o Derek Saxe




--- Foros Hermanos ---


--- Foros Elite ---
Never After COB Mauna Loa: Academia Militar


Clémence Pallières

Ir abajo

Clémence Pallières

Mensaje por Clémence Pallières el Lun Ene 28, 2013 2:09 pm


EXPEDIENTE ESCOLAR





Clémence Renée Pallières


Edad: Murió a los 20 años.

Grupo: Fantasma.

Raza: Humano.

Orientación sexual: Heterosexual

Ciudad de origen: Plascassier, Francia.


Rasgos físicos: Tanto viva como muerta su gran característica siempre ha sido la misma: ser naranja. No es sólo su abundante cabello, sino también sus pequeñas pecas, y aquél rubor rojizo lo que la hace parecer una gran zanahoria andante. Su padre decía que sacó el cabello de su abuela, la cual tenía uno que otro familiar irlandés. Alta, de piernas largas y delgadas, al igual que toda su figura, a excepción del rostro, donde las mejillas rellenas, y con pequeños hoyuelos a cada lado, le dan un toque infantil. La muerte se llevó el color natural de su rostro, pero potenció el contraste de su cabello con sus labios, que solían llevar de un rosa chillón.

Personalidad: El fantasma amable del cuarto piso, o así es como ha escuchando que algunos le llaman. Grandes recomendaciones sin duda, aunque sufrir de un trastorno obsesivo compulsivo no es lo que ella catalogaría como amable. Desde que tiene memoria le es imposible dejar cosas desordenadas o desalineadas, o sencillamente que se encuentren fuera de su alcance, por esto se dedica con esmero a dejar todo el cuarto piso como ella lo recuerda, o como ella desee que quede. A dominado lo de mover los objetos al nivel de hacer la Telequinesis un arte. Pero a pesar de eso, también puede ser amable cuando quiere o con quién quiere, haciendo aparecer un libro que creían perdido, dejando un taza de té que nadie preparó, o simplemente abriendo puertas, aunque abundan los horrorizados antes sus actos, a lo que no puede más que alzar los brazos y aparecer al frente de ellos gritando: "¡Nadie valora mi trabajo!".

Temperamental, bastante temperamental. No es que padezca o haya padecido de bipolaridad pero la muerte no le ha sentado bien a su genio. Puede encontrarse tranquila o dando saltos de un lado a otro, pero en un par de segundos estará gritando el por qué no respiraste de la forma correcta, o por qué la ofendiste en una de las tantas maneras posibles. Su paciencia es limitada y explota con la facilidad de un Pop Corn. Cuando era pequeña quería ser pirata o Indiana Jones, con látigo y todo el asunto, eso ya dice lo suficiente de su espíritu aventurero y da una pista de porque acumula toda esta frustración sobre sus hombros. Si bien intenta tomarse todo esto de la mejores forma, aún es nueva, y hay un vacío extraño acompañado de un deseo de partir luego de este lugar que la hace ser ácida y sarcástica, incluso narcisista ubicando sus problemas adelante de los de otros. De seguro es un estado transitorio porque hay momentos, escasos momentos, donde es bastante detallista y protectora con algunos que sólo ha visto por primera vez.

Nunca temió hacer el ridículo, menos aún estando muerta. Suele exponerse a situaciones bochornosas que nadie verá por placer propio o para sentir una ligera adrenalina recorrer su cuerpo, estás exposiciones se facilitan teniendo en cuenta que es bastante torpe, al punto que se golpea con las paredes que debería atravesar. Es romántica, no del estilo de que le gusta éste o aquél, sino más bien a Clems le gusta ver a la gente enamorarse, es una romántica panorámica. Tiene complejo de casamentera, y si posee la oportunidad de hacer que dos personas terminen juntas no la desperdiciará. Nota, puede ser verdaderamente irritante con este tema.

Gustos:

# Hacer té. No puede beberlo pero le encanta prepararlo, le hace sentir normal, o no es de extrañar que donde se encuentre haya un circulo de tazones en el suelo con té humeante.

# Ordenar. Si bien no puede agarrar las cosas, las puede mover a su disposición. Es un tanto paranoica con el orden y con dejar las cosas como a ella le parezca mejor.

# Música de los 70s. Ni siquiera es de su época pero siempre le gustó, y posiblemente siempre le gustará un poco de Bowie en un viejo vinilo.


Odios:

# Los gatos, no los soporta. Se creen superiores, y pareciera que traman algo a sus espaldas.

# Ruidos desconocidos. Le tiene más miedo y respeto a los vivos que a los muertos.

# No poder comer o tomar nada. Amaba comer, toda clase de pasteles y pequeñas delicias que preparaba ella misma, ahora ni siquiera puede tomar una taza de su té favorito.


Miedos:

# Que algo le suceda a su hermano, hace años que no tiene noticias de él ni de nadie de su familia y está francamente histérica por ello.

# La escuela, sus pasillos, lo que dicen, lo que no dicen, todo parace cargado de malas energías y problemas.

Manías:

# Preparar tazas de té y dejarlas repartidas por todos lados

# Disculparse, se disculpa por atravesar las paredes y por chocar con gente que no la ha visto.

Enfermedades:

# Está muerta, pero sigue teniendo problemas con el trastorno obsesivo compulsivo.


Datos Anexos:

# Se pilla a si misma tarareando Oh my darling Clementine, con bastante frecuencia.

# Tiene un poco de acento francés.


Familia:

Pierre Pallières:Padre. Hombre de negocios, nunca supo muy bien que hacía, pero era un hombre callado y bastante amable con todos.

Colombe Pallières: Madre. Tiene un recuerdo difuso acerca de ella, la quería bastante pero nunca fue alguien muy cercana. Su hija y su marido lo desconocían pero era un bruja blanca. Murió cuando Antoine tenía catorce años.

Antoine Pallières: Hermano. Clems murió cuando él tenía un año, hoy en día es un joven de 17 años que entrará por primera ver a St. Edward.

Historial: Clémence iba a morir de vieja. Lo tenía todo previsto: había recibido sus cartas de aceptación a universidades, iba a conocer a alguien, comprometerse, comprar una casa con paneles solares, tener perros, incluso hijos. Un vida hermosa sin más preocupaciones que las cuentas a fin de mes, pero el destino quiso otra cosa.

Vivía en un piso de ricos en Plascassier, pero fue poco lo que realmente vivió ya que sus padres a temprana edad la comenzaron a enviar a internados. Era una niña bastante inquieta, y su madre, que sufría terrible jaquecas -haciendo que prácticamente no saliera de su habitación- no tenía la posibilidad de vigilar lo que hacía o dejaba de hacer. Al principio no tuvo que salir de Francia, luego, cuando su padre comenzó a establecer relaciones con una empresa inglesa la posibilidad de una nueva escuela para su hija le pareció a atractiva. Pasó los años allí sin gloria, no llamaba mucho la atención, tampoco quería hacerlo, ni siquiera le agradaban sus compañeros, y había algo tétrico en la estructura y en los grupos que se formaban. Aliviada se volvía a su hogar en cada break que les era otorgado, saliendo de todos esos cotilleos oscuros.

La existencia era más agradable en casa, en el tiempo que se había ausentado se perdió el proceso de embarazo de su madre, la que ahora daba a luz al pequeño Antoine. La llegada del niño sólo alegro la vida de Clem, porque con el parto los jaquecas de su madre se hicieron más terribles, era imposible verla o acercarsele, y una nodriza tuvo que finalmente hacerse cargo del pequeño. En uno de los últimos viajes de ida a St. Edwards, repentinamente y sin señal previa alguna, Clémence Pallières sufrió un aneurisma cerebral fulminante. Trágica y rápida forma de morir. No sufrió, su muerte no fue parte de un retorcido plan, no fue sacrificada en una secta ni nada eso, sólo un simple y común aneurisma. Por la simple razón de haber tenido una muerte tan patética es por la cual aún no logra responderse por qué está anclada al piso cuatro de su tan poco estimada escuela.

De eso ya van dieciséis años. Y Clems sigue vagando por el cuarto piso -cree que fue este piso en especial porque pasaba sus días ancladas en el salón de té- sin saber porqué no puede morir. Ha escuchado a algunos hablar que es porque le queda algo por hacer, alguien a quién cuidar. Si fuera por eso hubiera quedado anclada a su casa, no a este horrible lugar. Quién sabe, ahora sólo le queda esperar en los pasillos hasta que por fin resuelva la forma de ser útil.

avatar
Clémence Pallières

Fantasma

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 28/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Clémence Pallières

Mensaje por St. Edward el Lun Ene 28, 2013 6:20 pm

Ficha aceptada! muy linda tu ficha :3 sólo te falta hacer el registro de color para poderte poner color (xD) y puedas empezar a rolear. Si tienes dudas, quejas o sugerencias envía MP.
avatar
St. Edward
Admin

Fantasma

Mensajes : 210
Fecha de inscripción : 04/01/2013

Ver perfil de usuario http://the-curse.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.